En todas estas hojas,

ahora,

está el rubor amarillo

de saberse exquisitas,

únicas en la estación,

tentadas de luz.

 

Caen y su movimiento

canta el oro tardío

de la estación.

 

(© Montse Montano, “El libro de la ciudad”)

Anuncios